¿Quién dijo que los telecos no somos elegantes?

¡Qué poquito hemos escrito este cuatrimestre en el blog! ¡Y eso que tenemos un montón de cosas que contar! Por ejemplo, la semana del 26 al 30 de Noviembre todos los alumnos del Máster de Ingeniería de Telecomunicaciones y del Máster de Ingeniería Biomédica fuimos a Madrid. Ojalá pudiera decir que alquilamos unos apartamentos y nos pasamos 5 días haciendo turismo por la ciudad y probando las especialidades de los mil y un restaurantes que hay al girar cada esquina. No… El plan fue muy distinto; aunque no menos aburrido. El lunes, el martes y el miércoles por la mañana nos pusimos nuestras mejores galas para acudir a varias sesiones de casos en el IESE. LLevábamos los casos preparados previamente, por lo que no tuvimos que dedicar mucho tiempo a trabajar en ellos por las tardes. Todos los casos eran distintos entre sí, y describían situaciones en las que varios trabajadores con cargos importantes en empresas o con una gran trayectoria profesional debían tomar una dura decisión. También tuvimos unas sesiones de liderazgo impartidas por un teniente coronel, que impidió que nos durmiéramos en las sillas a pesar de comenzar a las 9:00 de la mañana. Al mediodía comimos en el comedor del IESE. Unos camareros educadísimos nos servían cada plato. Tengo que admitir que todos ellos estaban deliciosos, a pesar de que algunos telecos tuvieron problemas de estómago que les impidieron asisitir a todas las actividades planeadas para toda la semana. Después de comer, a pesar de estar agotados mentalmente, no dudamos en divertirnos un poco en la capital. Algunos de nosotros fuimos a ver Late Motiv, otros dimos una vuelta por las calles de la cuidad, quedamos con amigos de allí, tomamos algo en los bares, cenamos unas hamgurguesas riquísimas en el restaurante ALFREDO’S (TOMAD NOTA DE ESTO)… ¡¡No nos faltaron planes!! El martes por la tarde visitamos el nuevo edificio del ISEM y del Máster de Ingeniería Industrial de la Universidad de Navarra, que a partir del año que viene se impartirá en Madrid además de en San Sebastián, y asistimos a una charla de criptografía y seguridad de redes. El miércoles sí que fue un día completo. Después de comer fuimos a visitar la Universidad Politécnica de Madrid, en la que nos enseñaron unas cámaras anecóicas (salas llenas de absorbentes para medir antenas) y una casa solar. Nada más terminar nos dirigimos a la Euskal Etxea para escuchar una charla sobre Bepi Colombo, una sonda que se lanzó recientemente y que amercurizará en diciembre de 2025. Nos nos quedaba energía para más. Pero el jueves tampoco paramos ni un segundo. Por la mañana visitamos la empresa Calle 30, la cual construyó los túneles de la M-30 en Madrid y se encarga de su control hoy en día. Por la tarde fuimos a Robledo de Chavela una de las tres sedes de Deep Space Communications que la NASA tiene en el mundo. Nos fascinó el tamaño de las antenas. Una de ellas tiene un diámetro de 70 metros. Además, aprendimos que no hace falta ser ingeniero de telecomunicaciones para trabajar allí. Conocimos al cetrero que se dedica a amaestrar halcones para espantar a los pájaros que se posan en las estructuras de comunicación. ¿Sorprendente no es así? Por si fuera poco, el viernes realizamos la última de las visitas. Hicimos un tour completísimo por todos y cada uno de los estudios y salas de Mediaset. Incluso saludamos a Ana Rosa Quintana y vimos cómo se rodaba el pronóstico del tiempo de Cuatro. Podría contar cientos de anécdotas del viaje, pero no quiero que otra vez mis compañeros me increpen por ser una chapas. Si alguien tiene curiosidad por cualquiera de las cosas que hicimos en la capi, o le apetece recordar el viaje… ¡que deje un comentario! O saque el tema en clase, también es una opción. Ai… esta semana podía haber durado un poquito más la verdad, no se vivía mal en un hotel con desayuno buffet y los telecolegas para hacer planes. Ahora ya estamos de vuelta, con más fuerza que nunca para empezar el próximo bimestre; el último para la mayoría de nosotros. Pero primero… ¡solo quedan dos semanitas para Navidad! Vis bald telecos!!!!!!

 

P.D: Cómo no os iba a dejar unas fotitos del viaje!

Aquí las tenéis!!

 

Continúa el comienzo

Un nuevo y apasionante bimestre ha dado comienzo y durante esta primera semana completa un sinfín de nuevas experiencias han acontecido. Comenzamos la semana con la visita de Gerard Vidal, CEO de Enigmedia que nos explicó con todo lujo de detalles como no abrir un bar de copas. Como un ejemplo de emprendimiento Software, Gerard nos dio unas pautas a seguir para llevar a cabo un plan de negocios adaptado a nuestras expectativas y objetivos y los métodos más usuales para la parte más comercial de estos proyectos o herramientas como estudios de mercado.

El martes Ciudades Inteligentes – Smart Cities fue la protagonista y además de aclarar el significado de este concepto tan fancy aprendimos las bases de redes de sensores que hacen posibles arquitecturas tan innovadoras como las que se dan en Tokyo o Santander que permiten hacer la vida de las personas más cómoda y el uso de los recursos más eficiente.

El tercer día continuando con la jornada de Gestión de Proyectos de Telecomunicación Javier Pardo, socio fundador de Farsens vino a narrarnos su experiencia en el emprendimiento, esta vez de una empresa de Hardware y aprendimos valiosos conceptos como la repartición de poder en una empresa, o las diversas fuentes y modalidades existentes para conseguir subvenciones. Fue una clase muy dinámica que nos ayudo a todos a entender más el mundo empresarial en el que pronto aterrizaremos.

El jueves una sesión práctica de ciudades inteligentes nos hizo ver que la asignatura va a ser dura, pero vamos a aprender mucho desde un punto de vista práctico a desenvolvernos con herramientas muy útiles en el mundo de las redes. Aunque no se quedó muy lejos de la asignatura de Sistemas Embebidos, en la que se desarrollará un proyecto sensorizado con comunicación a un servidor web con una placa BeagleBone Black.

Como siempre el bimestre acaba de empezar y los proyectos y los nuevos conceptos empiezan a acumularse, pero estamos todos llenos de energía y motivación puesto que para muchos de nosotros la fecha final se acerca cada vez más. Pero no nos precipitemos, estos días tocará trabajar los casos que se discutirán en el IESE la siguiente semana, ¡de excursión a Madrid!

 

 

Máster de Teleco 2: El retorno del bimestre

…Y antes de que nos diéramos cuenta, el primer bimestre del máster acabó. Para muchos, nuestro penúltimo bimestre, atardecer de nuestra etapa educativa en la UNAV, dando paso a éste, nuestro último bimestre, crepúsculo de nuestra educación. Puede que muchos de nosotros continuemos nuestra etapa educativa más antes que después, al fin y al cabo, si algo hemos aprendido es que nunca podemos dejar de aprender, que para mantenernos a flote constantemente tenemos que navegar por los mares del saber constantemente, sin dejar nunca de seguir aprendiendo, pero lo que está claro es que después de estar juntos muchos de nosotros, 5 años la mayoría, empezamos la última etapa juntos, antes de separarnos cada uno por el camino que más nos permita crecer.

De momento, el comienzo pinta bastante interesante. Contamos con un par de semanas para amoldarnos a las nuevas metodologías que traen consigo las nuevas asignaturas, y luego nos iremos al IESE gracias a la maravillosa administración y ayuda que nos proporciona la administración del Máster. De momento, únicamente hemos podido disfrutar de una asignatura nueva: Gestión de proyectos de Telecomunicaciones. Esta asignatura nos ha sorprendido a varios ya que la primera semana escuchamos las lecciones de un profesor, y esta semana hemos empezado con una lección de un tema completamente dispar a las de la semana pasada, y con un profesor distinto. Ha sido bastante sorpresa, ya que aún no hemos tenido ni siquiera una clase introductoria de la propia asignatura: no sabemos qué vamos a hacer ni cómo se nos va a evaluar, pero esto sólo le añade emoción al bimestre. Además, las clases que hemos recibido han sido de tremendo interés, ya que, a pesar de que hayamos estado años completamente centrados en lo técnico de diferentes ámbitos de la telecomunicación, es interesante descubrir diferentes mundos, especialmente ámbitos como los del liderazgo o la gestión de proyectos, pasando por la innovación.

Muchas veces nos centramos demasiado en lo técnico, en el cómo hacer cosas, pero según va avanzando el tiempo más nos damos cuenta (aunque algunos no queramos darnos cuenta) de que esta educación en el ámbito empresarial o de dirección de personas, se volverá crucial a lo largo de nuestra vida, y por eso estoy seguro que a lo largo de los años estaremos altamente agradecidos por la educación que estamos recibiendo, con tanta insistencia últimamente en este ámbito empresarial.

 

A un pasito de Hollywood

Aquí estamos una semana más para contaros qué tal nos va en este maravilloso viaje que es el máster de teleco. La entrada de hoy se va a centrar en una práctica que hemos tenido que hacer en la asignatura de Sistemas de Comunicación Audiovisuales. Aunque la mayoría de prácticas del máster se realizan en la propia universidad, más concretamente en Miramon, para ésta hemos ido a Vicomtech, que es un centro de investigación aplicada especializado en las tecnologías de Computer Graphics, Visual Computing y Multimedia. Ojo, que esta empresa también se encuentra en el parque tecnológico de Miramon, por lo que no hemos tenido que salir de nuestro reino en las alturas de Donostia.

descarga

El objetivo de esta práctica era grabar un pequeño vídeo, de una duración de unos 3 minutos, utilizando todo el equipo profesional que tienen en el laboratorio de allí. Por supuesto, la práctica se centraba en el aspecto técnico que supone la grabación de un corto clip. Aunque para poder grabar algo, primero tuvimos que escribir un guion con nuestras ideas. Dividimos la clase en dos grupos de seis personas y cada grupo se preparó su propio guion.

Una vez decidido el guion, comenzamos a configurar todo el equipamiento para empezar a grabar. Utilizamos cámaras Ultra HD, que tuvimos que configurar con los parámetros adecuados para que nuestro vídeo saliese a nuestro gusto. Aunque a primera vista grabar un vídeo pueda parecer fácil, nos dimos cuenta de que no lo es tanto, ya que para cada escena se necesita un enfoque distinto, una cierta iluminación, hay que cambiar la cámara de posición… Además, para complicar la cosa un poco más, tuvimos que grabar el audio separado del vídeo. Es decir, además del audio que graba la cámara, tuvimos que grabarlo con un móvil, para que luego viviésemos la experiencia de tener que sincronizar vídeo y audio en post-producción. En ese momento fue cuando muchos de nosotros nos dimos cuenta de una de las funciones principales de la claqueta. El ‘click’ que produce lo utilizamos para sincronizar la imagen con la pista de audio que habíamos grabado por separado.

WhatsApp Image 2018-10-16 at 22.13.28 (1)

Además, fuimos afortunados de poder trabajar con un chroma, la tela verde que se utiliza en las películas para poder introducir luego elementos por ordenador. Pero esto nos causó algún que otro problema, ya que algunos elementos que introdujimos en el vídeo también eran verdes, por lo que luego al meter los efectos por ordenador salían cosas raras.

WhatsApp Image 2018-10-16 at 22.13.28

Al final, con que teníamos que ajustar la cámara para cada escena, que había que ajustar las luces, ponte aquí, ponte allí, no así mejor, ahora di esto, luego lo otro… para grabar un vídeo que una vez montado no dura ni tres minutos, invertimos 3 horas de grabación. Pero la experiencia mereció totalmente la pena. Nos sentimos como trabajadores de Hollywood por unas horas.

VUELTA A LA RUTINA

VUELTA A LA RUTINA

Bienvenidos y bienvenidas,

Otra vez estamos de vuelta después de un estupendo verano. Este año tenemos nuevas incorporaciones, Ongi etorri!😀

Las tres nuevas asignaturas que serán nuestro quebradero de cabeza estos dos meses son: Diseño de redes telemáticas, Administración de empresas y proyectos de telecomunicación y Sistemas de comunicación audiovisual. Y como era de esperar, ya estamos hasta arriba de trabajos, YUJU!

En Diseño de redes telemáticas hemos empezado a entender cómo funciona internet. Además de eso, nos han enseñado un programa llamado PacketTracer, con el cual se puede experimentar cómo se comporta una red.

Otra de las asignaturas que tenemos es Administración de empresas, la cual puede que sea útil para nosotros en un futuro, por ejemplo, en el caso de que lleguemos a ser emprendedores o directivos de una empresa. En este caso, necesitaremos saber si la empresa va en una dirección correcta, si tiene que aceptar o no diferentes ventas o si necesita realizar diversos cambios. Para ello, en estas dos semanas hemos aprendido cómo calcular lo que cuesta fabricar un producto, hacer cuentas de resultados en base a ventas o productos y también hacer el balance de la empresa. Y además de esto, hemos analizado el caso Orbea.

Por último, en la asignatura de Sistemas de comunicación audiovisual, por un lado, hemos aprendido cómo funciona MPEG-2 y H.264. Ahora estamos luchando para entender H.265 y así poder entregar un buen trabajo la semana que viene, ya que aunque parezca mentira, en esta asignatura no tenemos exámenes, por lo que los trabajos son lo único que cuenta. Y,  por otro lado, hemos ido a la empresa Vicomtech a hacer una práctica y la semana que viene nos toca repetir.

¡Ánimo y qué tengáis una bonita semana!

 

Todos los caminos llevan a Roma

Hoy vengo a contaros como ha sido la última semana de clase, para algunos. Es cierto que aun no ha acabado el Máster, pues queda un último examen y posibles recuperaciones antes de dar comienzo al tan deseado verano.

Es curioso pensar que todo lo que comienza, termina. En la filosofía clásica muy pocos autores se decidieron a negar de una manera rotunda la linealidad temporal, el comienzo y el fin. Uno de los que destaca por haberlo hecho es, nada más y nada menos, que el filoso del entonces Imperio Alemán, Friedrich Nietzsche. Este hombre defendía un concepto circular para el tiempo, una composición compleja sin principio ni fin.

Muchos en este momento se estarán preguntando que sentido tiene hablar de filosofía en estos momentos, o, el citar a una persona muerta ya hace 118 años, la realidad es que quería compartir algo, y no encontraba el modo. He decidido mencionar esto para explicaros lo que viene a continuación…

Lo cierto es, que este máster tuvo un comienzo, y esta llegando a su final. Muchos de los compañeros que ahora militan junto a mi con las incansables fuerzas del bien, que tratan de derrocar al peor de los males (los exámenes), llevan muchos días en las mismas brechas que yo. Tantos dias que se cuentan por años, y para ser exactos, ya son cinco.

Hace cinco años caminábamos inocentemente por las puertas de lo que sería el mayor campo de batalla que jamás habíamos imaginado. No era un campo armado, ni se encontraban balas, era la batalla por el crecimiento académico y personal. Hoy muchos de los soldados que entramos y fuimos voluntarios a la compañía de los telecos nos consideramos hermanos, y tratamos de defendernos unos a otros. No sé cuánto conocimiento habré adquirido en este periodo. Sin embargo, sé que no hay lucha que merezca la pena librar si no estás acompañado de aquellos que quieres, y puedo asegurar, que esta lucha llega a su fin gracias a ellos.

Muchos, estamos a las puertas de nuestras próximas batallas u objetivos. No quiero que se entienda batalla en un modo bélico, pues no es así. Me gustaría que se entendiese como momentos de superación y esfuerzo que requieren sacrificios para poder alcanzar logros que nos definan.

Por desgracia, ese final aun no ha llegado, y se cuentan los días para poder levantar la bandera de victoria. Días complicados, en los que el ánimo decaído y las fuerzas mermadas hacen que la moral de mi tropa tiemble ante las últimas trincheras. Todos estamos cansados, y ahora, cerca del verano, miramos anhelantes al cielo buscando los rayos de sol que nos recuerdan a momentos de libertad.

Este último año ha sido el más complicado, con batallas incesantes, sin descanso, a veces incluso, teniendo que alargar las guardias que ya eran de 12 horas los siete días de la semana, a días sin prácticamente descanso alguno. Sentimos que, a pesar del gran esfuerzo por mantener el espíritu en pie, los altos mandos no han correspondido con refuerzos.

Pero sabemos que somos fuertes, y resistiremos. Porque siempre lo hemos hecho, y porque nos tenemos los unos a los otros, aunque no nos ayuden. Resistid una última batalla, el último de los asaltos. Sed una vez más los 300 guerreros que defendieron las Termopilas y avanzad ante las incontables hordas del rey Jerjes. Pero esta vez el destino guarda un final distinto al que tuvieron aquellos valientes en tan dura batalla. Por el sacrificio y el esfuerzo nuestra será la gloria.

Si algo nos han repetido este último año, es que todo lo que nos estaba sucediendo, nos volverá a suceder, y en este último año, mis fieros guerreros, ya conocéis el sacrificio y el  sufrimiento. Pues, según los muchos enemigos, todo esto no es más que anticiparnos el mañana laboral. Y aunque quisiese evitar innumerables batallas que quedaran por venir, deseo que Nietzsche tuviera en parte razón y que haya ciertos sucesos que se repitan incansablemente. Porque si resalto algo de este camino con comienzo y final, no es el final en si mismo, sino la compañía a lo largo del camino.

Por ello, y aunque pueda suponer futuras batallas, espero volver a ver a los que hoy son mis hermanos. Pues son el mejor recuerdo que extraigo de este viaje de conquista.

Por ello, debemos resistir; luchar contra los desánimos del tiempo (el buen tiempo que no motiva el estudio), y soñar con el mañana cercano. Un mañana en el que todos seremos felices.

Vuelta a la sala blanca

Para salir un poco de la rutina de clase, proyecto, examen, clase, proyecto, examen… la semana pasada tuvimos el honor de poder volver a la sala blanca. También fue con motivo de la asignatura de Nanotecnología y Fotónica, pero esta vez con un segundo proyecto entre manos. Nuestro objetivo era diseñar, fabricar y medir un sensor de temperatura utilizando las técnicas de deposición de películas delgadas y definición de geometrías aprendidos en clase.

Primero tuvimos que hacer un diseño de nuestro sensor en Autocad, programa que la mayoría de los de clase no habíamos utilizado jamás. Pero gracias a la facilidad de adaptarnos a lo que nos venga que hemos adquirido durante la carrera fuimos capaces de sacarlo. Una vez definida la forma de nuestro sensor, llegó la hora de fabricarlos. Para ello tuvimos una serie de sesiones en la sala blanca a lo largo de varios días. Nos vestimos adecuadamente para ello, igual que lo hicimos para la práctica anterior. Pero en este caso algunos procesos de fabricación requerían de una vestimenta aún más especial, que se ponía sobre la que ya llevábamos y nos dejaba descubiertos únicamente la parte de los ojos. Aquí os dejo una imagen para que podáis observar lo felices que eran algunos compañeros míos en estas sesiones.

Además, para este segundo proyecto uno de los sensores lo fabricamos con láser. Esta técnica nos dejó boquiabiertos a todos, ya que se veía cómo en menos de un segundo el laser recorría toda la superficie de la muestra y dejaba marcado el diseño que nosotros habíamos desarrollado con Autocad. Espero que a vosotros os sorprenda tanto como a nosotros.

Finalmente llegó la hora de medir nuestros sensores. Como el objetivo era hacer un sensor de temperatura, lo que hicimos fue poner nuestros diseños sobre una alfombra calefactora y ver qué pasaba al aumentar la temperatura. Todos los grupos obtuvimos resultados satisfactorios, ya que todos conseguimos que la respuesta de nuestro diseño variase al cambiar la temperatura de la alfombra.

El proyecto quedó finalizado y lo que ahora nos falta es escribir el informe explicando todo el proceso de diseño, fabricación y caracterización para el jueves. Claro, ese mismo día tenemos el examen final de la asignatura, el miércoles anterior tenemos un examen, el lunes otro, y para el viernes otro informe que entregar. Por ello que estamos un poco saturados y agobiados. Pero cosas peores hemos pasado, ¿no? ¡Ánimo a todos! Que solo nos quedan dos semanas para que empiecen nuestras largas vacaciones.

Renaciendo de las cenizas

Y por fin, terminó una de las semanas más estresantes de lo que llevamos de bimestre. Un concepto sencillo pero aterrador: parcial de Pedro, aquello que todo Ingeniero de Telecomunicaciones de Tecnun ha temido en algún momento de su vida, en mayor o menor grado. Aun así, ya somos curtidos estudiantes de máster. Deberíamos de estar acostumbrados a estas situaciones… Lo cierto es que lo estamos, a pesar de haber tenido otros dos parciales esta semana y un par de entregas, es algo que no diverge de lo común en nuestra carrera, pero pocas cosas resultan más placenteras en épocas de alto estrés que montar el drama y autocompadecerse. Un pequeño tubo de escape para el último “paso del ecuador” bimestral en la vida de estudiante de algunos de clase, mientras que para otros es solamente el comienzo un preludio a lo que nos espera en un par de semanas: el final del cuatrimestre y comienzo de nuestro último verano como estudiantes.

Pero esta tensión que hemos ido acumulando a lo largo de esta semana ha servido como combustible para alzar el vuelo e insuflarnos energía para poder mantenernos al pie del cañón el tiempo que nos queda. Dos semanas más de controles de Procesado de señales aleatorias, dos semanas más de tests de Pedro los lunes y una última sesión de laboratorio de Fotónica y Nanoelectrónica antes de afrontar el final y llegar a un merecido descanso, o algunos a seguir currando. ¿Descansar el último verano antes de 50 años en los que apenas tendremos vacaciones? Eso está sobrevalorado. Es mucho más divertido frustrarse durante horas con códigos mal formateados, documentaciones inexistentes o errores de “Index out of bounds”.

Bromas aparte, en un futuro echaremos de menos estos momentos de tensión que hemos sufrido juntos y nos han obligado a crear lazos fraternales por pura supervivencia. El madrugar fines de semana y pedir que nos abran la Universidad para poder tocar los últimos detalles del diseño, o el suplicarle al bedel que nos deje 15 minutitos más un domingo a la tarde para que le dé tiempo a terminar una simulación. 2 semanas más. ¡Ánimo y al ataque!

Tanto a comidas y a cenas, y me voy porque me quemas

Existe una creencia popular que dice que la vida es como una caja de bombones: nunca sabes cual te vas a meter a la boca. Claro que como seres celestiales que somos lo más correcto sería, hablando en jerga de teleco, la vida es como una caja negra, nunca sabes qué hay por dentro de eso (refiriéndose a la caja). Ahhh, la vida, tan complicada, ¿cierto? Pues a decir verdad no tanto, salvo que estés en el MIT, no el ya conocido Massachusetts Institute of Technology, sino el famoso, por los que ya lo conocen, Master de Ingeniería de Telecomunicaciones.

Esta semana pasada ha sido muy intensa. Se empezó con un lunes húmedo por la posibilidad de que, como diría un galo famoso, se nos cayera el cielo, cosa que afortunadamente, o desafortunadamente, no pasó. Primera clase de la semana, y ya primer compromiso con la enseñanza: examen de Pedro. ¿Seré capaz de, al menos, entender qué es lo que me pide? Pues resultó que una vez más su, el de Pedro, método de lo lees y lo entiendes solo sirve para los más aventajados, los demás y otros buenos hombres que se duermen en clase, no porque éstas les parezcan aburridas, sino porque se quedan hasta las tantas salvando el mundo, tendrán que interiorizarlo por el anciano método del las pastillas milagrosas y rezos celestiales, porque parece que de otra forma no hay manera. Pero, ¡desdichados compinches de fatigas! No desfallezcáis en vuestra lucha, y sacad vuestras fuerzas, motivación y ánimos de la hucha de la esperanza, que de ahí siempre se puede sacar algo bueno.

Segundo día de la semana, se supone que pasó algo, pero tampoco se recuerda muy bien el qué. Hagamos memoria, hummm… ¿Qué se hizo el martes?  Ah, si. Más clases de Pedro y el descubrimiento del futuro en el arte del corte: el láser de femtosegundos. ¡Si, señores! Femtosegundos. Todavía los estudiantes están que no se lo creen, salvo uno. Que vive y sueña con él siempre que tiene tiempo libre o que no está mejorando sus habilidades de campeón del LOL, que según tengo entendido, es más difícil de dominar, a nivel técnico, que el piano.

El miércoles… ¡Aquel si que fue un buen día! Y, ¡qué día! Los alumnos se hicieron profesionales de la estimación y la predicción, gracias a y por Jesús (Gutierrez). Un gran hombre que quiere que aprendamos tanto, que muchas veces nos acaba preguntando a nosotros para a ver si de alguna manera se nos queda algo. Claro que siempre viene estudiar fuera de clase, ya que por muy maravilloso que sea el profesor, sin trabajo duro (dureza) no hay ni un duro (dinero).

Ávila, cuna de reyes (no verificado, pero como buen ingeniero que es el escritor se hace una suposición) y grandes mentes. Tierra de morcillas y chorizos. Lugar de encuentro de atletas de élite, y pensadores de otras dimensiones. ¡Danos a un salvador que nos saque de esta miseria!

¡Hey Bilbo! Sólo con que nos eches un hilo de convicción ya nos quitarás mucha tensión. ¿Donde quedó el buen hacer? ¿Donde la justicia? ¿Donde la joie de vivre? (referencia a la primera escena de la película de los hermanos Coen, Muerte entre las flores) Que de tu río radiactivo y tu enorme lata de sardinas, salgan fuerzas para nuestras ánimas.

¡Oh Lugo!, que molas mucho (como se puede apreciar es rima en asonante) que los moluscos y mariscos de tus costas alimenten a la hija del mar (a parte de la referencia ya dada, se hace referencia aquí a la canción del grupo ELO (Electric Light Orchestra) Can’t get it out of my head, en la que se habla de una hija del mar) para que nos consuele en estos momentos de tanta desesperanza. Charla con los vientos del norte para que se lleven tantas desgracias con su fuerza.

¡Gran y hermosa Donosti! Porque dejaste que las nubes se fueran. ¿Donde está tu melena canosa? (otra referencia a las nubes, ya que estén siempre en el cielo, por encima de nuestras cabezas, y son de color blanco grisáceo) Deja que tus lágrimas caigan, para que las nuestras no las vean los demás. Con las tuyas lograrás que la vida pueda crecer, que con las nuestras, escondidas, no vamos a poder desfallecer.

Jueves, un día laaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo. Tanto como segundos hay en un femtosegundo. Se aprendió que existen nuevas formas de crear magia materialística. ¡Qué conocimientos! ¡Cuánta genialidad! ¡Qué expertise! Ojalá pudiera entender y atender a lo que me dice.

Viernes, la semana se acabó. Después de EL DISCURSO, los chavales se fueron a comer al NH y a ser felices para siempre. Al menos hasta el Sábado a la mañana en la que se arrepentirán de seguir vivos y, ¡a estudiar otra vez!